Manifiestos y Declaraciones

MANIFIESTO DE EAPN-ANDALUCÍA ANTE LA SITUACIÓN SOCIAL DERIVADA DEL COVID-19

Sin comentarios

15 de abril, Asamblea General 2021 EAPN-Andalucía

Reunidas el día 15 de abril de 2021, las entidades sociales que conforman la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social) EAPN-Andalucía, manifiestan su preocupación ante el alarmante contexto de crisis socioeconómica y sanitaria, generado en torno a la COVID-19, por haberse agravado de forma alarmante la desigualdad y la brecha de pobreza existentes en España y en especial en Andalucía.

La pandemia de la COVID-19 ha empeorado significativamente las condiciones de vida de las personas que ya estaban en situación de pobreza en nuestra Comunidad Autónoma y ha incorporado a muchas nuevas que quedaron en situaciones vulnerables hasta un punto aún desconocido por las estadísticas. Claramente es observable en las innumerables colas de familias demandando alimentos, en el incremento de las solicitudes de ayudas a los servicios sociales y a las entidades sociales, o la brecha digital que padecen amplios sectores sociales de distintos colectivos.

España se ha convertido en una de las sociedades más desiguales de la Unión Europea, destacándose un elevado porcentaje de personas en riesgo de pobreza y exclusión social. En este contexto, Andalucía se sitúa entre los primeros puestos del ranking de pobreza, con la tasa más alta de pobreza severa y una Tasa AROPE un 49% más elevada que la media nacional, según datos del último Informe sobre el Estado de la Pobreza en Andalucía.
Las organizaciones sociales, y el personal laboral y voluntario que las conforman, están jugando un papel fundamental en la lucha contra las consecuencias de la crisis actual generada por la COVID-19 y en la reconstrucción social. Sin embargo, la mayoría de las entidades atraviesan graves dificultades para asegurar la atención a los colectivos más vulnerables.

Aunque son muchas las situaciones generadas por la crisis socioeconómica que estamos viviendo, las entidades sociales que integran la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social, quieren mostrar su profunda preocupación por los siguientes aspectos:

– Las consecuencias de la pandemia sobre la población en situación de pobreza y exclusión social, especialmente en:

  • El incremento de situaciones de precariedad y el riesgo social en colectivos especialmente vulnerables, como personas sin hogar, personas migrantes, población gitana y otras minorías, personas con solicitudes de protección internacional, mujeres víctimas de violencia de género, mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual, trabajadoras sexuales, personas con adicciones en su proceso de rehabilitación, menores en riesgo, menores extranjeros no acompañados, personas que viven en asentamientos, personas mayores y personas con diversidad funcional.
  • Ralentización del pago y complicaciones en la tramitación de las rentas mínimas y del Ingreso Mínimo Vital; así como la exclusión financiera y las serias problemáticas de los colectivos en riesgo de exclusión para la apertura de cuentas bancarias.
  • Incremento de la desigualdad a nivel territorial.
  • Escasez de alternativas habitacionales para personas en riesgo de exclusión residencial.

– El impacto de la brecha digital provocado por la pandemia, incidiendo especialmente en:

  • La complejidad en el acceso a los contenidos formativos del alumnado con menos recursos, mermando el derecho a una educación en igualdad de oportunidades.
  • Los obstáculos en el acceso a los servicios facilitados por la administración pública.
  • Las dificultades para la inserción laboral de las personas que no tienen recursos y/o competencias digitales.

– El efecto de la pandemia sobre las entidades sociales, afectando especialmente a:

  • El aumento de nuevos perfiles, nuevas necesidades y mayor número de participantes en situación de vulnerabilidad a las que deben dar respuesta sin el apoyo presupuestario necesario.
  • La adaptación en numerosas ocasiones de las metodologías de intervención al ámbito digital, dificultando el cumplimiento de objetivos de los proyectos.
  • La financiación, las convocatorias y la resolución de los programas.

Las entidades sociales deben contribuir a la transformación del modelo económico y social en el actual escenario de reconstrucción, con el fin de reducir las desigualdades y recuperar los derechos sociales perdidos desde el inicio de la pandemia.

EAPN-Andalucía apuesta por medidas urgentes que reduzcan los efectos negativos de la pandemia en la población en situación de vulnerabilidad social, mediante una transformación del Sistema Público de Servicios Sociales, el desarrollo de medidas especificas relacionadas con las políticas activas de empleo; la promoción de programas de alfabetización digital, promoviendo el fortalecimiento y sostenibilidad de las organizaciones sociales, garantizando la continuidad y estabilidad de los programas y de sus trabajadores/as. Es necesario garantizar el uso de los fondos europeos, estatales, autonómicos y locales en programas que den solución a los colectivos más vulnerables, fortalezcan los servicios públicos y cuiden la labor del tejido asociativo en Andalucía.

EAPN AndalucíaMANIFIESTO DE EAPN-ANDALUCÍA ANTE LA SITUACIÓN SOCIAL DERIVADA DEL COVID-19
Leer más

#8MContraLaPobreza

Sin comentarios

En el Día Internacional de la Mujer, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), que reúne a las organizaciones del Tercer Sector de Acción Social comprometidas con la prevención y erradicación de la pobreza y la exclusión, quiere explicitar con claridad que:

El contexto de crisis socioeconómica y sanitaria generado en torno a la COVID-19, está evidenciando la fragilidad de los derechos alcanzados por las mujeres y la desigualdad que ya existía, sostenida por un sistema social, político y económico que trata de manera diferencial a hombres y mujeres.

Las mujeres presentan un mayor riesgo de contraer el virus debido a que representan un porcentaje desproporcionadamente elevado de las personas que trabajan en primera línea de sectores esenciales en la crisis actual, tal y como ha reflejado el Parlamento Europeo.

A pesar de que todavía no contamos con todos los datos necesarios para medir el impacto real de la COVID-19 en las mujeres, todo apunta a que la situación de desigualdad de la que partíamos se ha agudizado: el desempleo ha crecido considerablemente, siguen asumiendo la mayor parte de la responsabilidad del cuidado de la familia, siguen ganando menos, siguen ahorrando menos y teniendo trabajos mucho menos seguros, con un mayor impacto de la fiscalidad en las mujeres en el que los impuestos tienen una mayor repercusión debida a los salarios más bajos. Además, los trabajos altamente feminizados son los que más exposición al virus experimentan, como la atención de cara al público, el personal sanitario (16,8%) y las mujeres que cuidan a personas dependientes en el domicilio (16,3%).

Esta situación ha visibilizado la enorme vulnerabilidad de nuestro sistema en un aspecto esencial: los cuidados. Estos se encuentran principalmente en manos de las mujeres y están invisibilizados, precarizados e infravalorados. Se ha evidenciado que faltan medidas de protección y de corresponsabilidad.

Desde EAPN-ES subrayamos la necesidad de que se mida el impacto real de esta crisis en el ámbito de los cuidados, así como el impacto global de la pandemia en las mujeres.

En este contexto, ¿qué perspectivas de futuro tienen las mujeres en situación de pobreza y exclusión a día de hoy? Esas mujeres que no han podido incorporarse al mercado laboral, que sufren el desempleo y la precariedad, y que, sin medidas adaptadas y específicas, quedan relegadas al espacio patriarcal de los cuidados y el hogar.

Es muy importante añadir una mirada interseccional, entendiendo que las mujeres no son un grupo homogéneo y que no están igualmente posicionadas en las estructuras sociales, sino que existen otros factores, como la clase, la etnia, el lugar de procedencia, la orientación sexual, la edad o la discapacidad, etc. que condicionan e influyen en las situaciones de discriminación y violencia que se ejercen contra ellas.

Tampoco nos olvidamos de la violencia de género, las situaciones más extremas de violencia, en las cuales el confinamiento ha supuesto un cautiverio para muchas mujeres, otra “pandemia invisible” que en algunos casos ha supuesto una amenaza contra sus vidas.

Ante esta situación, no hay cabida para el cuestionamiento de una realidad que como Red Europea de Lucha contra la Pobreza conocemos muy de cerca. Por ello, reivindicamos que las autoridades realicen una serie de acciones:

  • La elaboración de un informe del impacto de la COVID-19 en las mujeres analizando las distintas circunstancias de interseccionalidad que influyen directamente en esa desigualdad y en las limitaciones de acceso a derechos.
  • La implementación de los fondos estructurales y de los fondos europeos para la reconstrucción con perspectiva de género, poniendo el foco en las mujeres que han sufrido la crisis humanitaria provocada por la pandemia.
  • La implementación de medidas concretas en materia de protección y corrección de las desigualdades.
  • El cumplimiento del el Objetivo de Desarrollo Sostenible Nº 5, poniendo fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas, que no es solo un derecho humano básico, sino que además es crucial para el desarrollo sostenible.

En EAPN-ES creemos necesaria una transformación social que ponga en el centro la sostenibilidad de la vida, construyendo un sistema global con políticas públicas centradas en la persona y con criterios de corresponsabilidad. Por ello, hacemos un llamamiento a todos los actores sociales y políticos sobre la inexcusable tarea de poner fin a este fenómeno estructural que provoca, en cada crisis, una reproducción social de los roles de género, un incremento de la desigualdad y el agrandamiento de la brecha de riesgo de pobreza y exclusión social entre hombres y mujeres, cimentando un presente de enorme vulnerabilidad en el que las mujeres se encuentran en situación de mayor desprotección e hipotecando su futuro y el de nuestra sociedad.

Contribuye a la difusión del #8MContraLaPobreza

EAPN Andalucía#8MContraLaPobreza
Leer más

Manifiesto en Defensa de la Democracia y la Autonomía

Sin comentarios

La llegada de la democracia a nuestras vidas no fue un camino de rosas. La libertad y la democracia en nuestro país llegaron a través de la lucha por los derechos y el compromiso de personas trabajadoras y una ciudadanía que decidió su futuro con determinación, mirando hacia adelante.

Se han cumplido ya más de cuarenta años desde que aprobamos nuestra Constitución, fue un paso importante y decisivo que nos permitió definir un marco regulador sobre el que poder construir una sociedad nueva, lo que supuso un esfuerzo colectivo intenso y a todos los niveles.

También hace cuarenta años, el 4 de diciembre de 1978, el pueblo andaluz tomó la calle para reivindicar su derecho a una autonomía plena, reclamando igualdad de trato y el mismo nivel de autogobierno que las llamadas “comunidades históricas”, en el contexto de unidad solidaria de todos los pueblos del Estado español. Por eso salimos a la calle exigiendo un marco autonómico con competencias suficientes para abordar las deficiencias y desequilibrios que históricamente venía padeciendo nuestra tierra.

La fuerza de aquel movimiento resultó fundamental para iniciar el camino del crecimiento económico y el desarrollo social, posibilitando el ejercicio de la autonomía y del autogobierno, desarrollando un marco competencial propio que ha sido crucial para que nuestra tierra alcanzara un alto grado de cohesión territorial y social.

La lucha de los andaluces y andaluzas dio un paso de gran trascendencia con aquel histórico resultado del Referéndum del 28 de Febrero de 1980. Tras muchos obstáculos y dificultades impuestas, Andalucía fue la única Comunidad que finalmente accedió a la autonomía por la vía del 151 de la CE, que exigía que la iniciativa autonómica fuese ratificada mediante referéndum con el voto afirmativo de la mayoría absoluta del electorado.

Sabíamos entonces, igual que ahora, que la mejor manera para garantizar un futuro de bienestar, desarrollo y empleo era contando con la implicación de la sociedad civil al completo, en términos de igualdad de oportunidades y defendiendo la justicia, la equidad y la solidaridad.

La fuerza de aquel 28-F ha llegado hasta nuestros días con vigor, como motor de la autoestima, progreso y dignidad de aquellos hombres y mujeres orgullosos de nuestra identidad como pueblo.

Los colores de nuestra bandera evocan el paisaje andaluz y la esperanza en el futuro, un futuro que debemos afrontar sin complejos, conscientes de nuestras capacidades y de nuestras singularidades. Fue precisamente en otra época en la que cualquier singularidad era perseguida, cuando los andaluces fuimos terriblemente más desiguales que el resto de los españoles. Esa Andalucía marginada y olvidada no debe volver.

En estos últimos cuarenta años, los andaluces y andaluzas hemos conseguido avanzar en democracia y autogobierno. Aprobamos también por Referéndum la Reforma de nuestro Estatuto de Autonomía el 18 de febrero de 2007, cuya adaptación era necesaria para ahondar en el modelo territorial, extrayendo todas las posibilidades descentralizadoras que ofrece la Constitución para aproximar la Administración a la ciudadanía.

Los andaluces y andaluzas debemos sentir orgullo por nuestro esfuerzo, perseverar en nuestra tarea transformadora, imprescindible en un mundo globalizado en constante y vertiginoso cambio, plagado de retos pero también de oportunidades.

La crisis económico-financiera, la férrea aplicación de políticas neoliberales y conservadoras han provocado un grave perjuicio sobre los derechos de la ciudadanía en general, y de los andaluces y andaluzas en concreto, lastrando el despliegue y desarrollo pleno de nuestro Estatuto de Autonomía. Nos encontramos en una situación de riesgo extremo, ante la apuesta de buena parte del espectro político por una recentralización estatal.

El cuestionamiento que durante la crisis económica se ha efectuado respecto a la sostenibilidad de los sistemas de protección social, y a las políticas públicas de ayuda a las personas que construyen Andalucía, sean autóctonas o inmigrantes, recrudecido con la polarización de posiciones políticas y el auge de la extrema derecha, está también en la base del ataque al modelo autonómico y la identidad de Andalucía como tierra de convivencia y riqueza cultural.

Se ponen en duda valores democráticos y constitucionales de nuestro país, la igualdad entre mujeres y hombres, la solidaridad, la justicia social y los servicios públicos.

Por eso, es el momento de reivindicar, ahora más que nunca, los derechos y libertades constitucionales y el modelo de Estado Autonómico que hasta la fecha ha mostrado su utilidad, garantizando el pleno desarrollo de nuestro Estatuto de Autonomía para así seguir avanzando en cohesión social y en generación de riqueza, y para que ésta se reparta de un modo más equitativo y se mejoren las condiciones de vida del conjunto de la sociedad andaluza.

En definitiva, tenemos que preservar, proteger y defender nuestra capacidad de gestionar y desarrollar políticas propias en torno a los objetivos, principios, derechos y competencias definidos en nuestro Estatuto.

Por ello, reclamamos al nuevo Gobierno de Andalucía un compromiso expreso con la defensa y desarrollo de nuestro Estatuto de Autonomía, y por todas y cada una de las competencias propias y exclusivas que se determinan en el Estatuto, que defienda un sistema de financiación justo y solidario donde las personas sean su eje central, y bajo la premisa de la igualdad de trato y oportunidades, así como desde el respeto a la diversidad.

Demandamos al nuevo Gobierno de Andalucía una apuesta por los servicios públicos, el empleo de calidad y la generación de riqueza, potenciando otro modelo productivo, sostenible, fomentando las energías renovables, la agroindustria, el I+D de las universidades andaluzas, la integración de las personas inmigrantes, la protección de los consumidores y colectivos vulnerables, la lucha contra la pobreza, así como el fomento de la cooperación internacional al desarrollo.

En resumen, asentar y profundizar un modelo que permita consolidar los avances producidos y aumentar el progreso económico, social y democrático que nuestro Estatuto de Autonomía establece para Andalucía.

EAPN AndalucíaManifiesto en Defensa de la Democracia y la Autonomía
Leer más

Por una Europa libre de pobreza

1 comentario

La European Anti Poverty Network (EAPN Europa) lanza estos días una campaña con los lemas #EUPovertyFree y #NoMorePoor, de cara a las próximas Elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán el 26 de mayo. Reproducimos a continuación sus mensajes y reivindicaciones, esperando que su impacto también llegue a los y las votantes en el conjunto de Andalucía.

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN Europa), con miembros de 31 redes nacionales y 13 organizaciones europeas que representan a miles de ONG en todo el continente, creemos que la erradicación de la pobreza y la exclusión social es un bien público y es beneficiosa para la sociedad en su conjunto. El hecho de que 113 millones de personas en la UE, el 22,5% de la población de este entorno (sin contar a personas de otros países europeos), todavía vivan en riesgo de pobreza o exclusión social, representa un fracaso de nuestros sistemas políticos y económicos, que necesitan un cambio radical.

Hacemos un llamamiento a todos los partidos políticos y a todos los candidatos y candidatas a las elecciones al Parlamento Europeo para que se comprometan a garantizar una Europa social y sostenible, una Europa libre de pobreza. Hacer que nuestro continente esté libre de pobreza es una opción política que reconoce los derechos de la ciudadanía, garantiza el acceso a esos derechos y refleja la solidaridad que siente la ciudadanía europea.

Votamos por una Europa libre de pobreza, con políticas macroeconómicas que reduzcan la pobreza y aborden la desigualdad, con sistemas de protección social más sólidos. Una Europa libre de pobreza donde se pongan en práctica las políticas adecuadas, y se destinen a democracias más fuertes.

Sigue esta campaña en la web de EAPN-A durante las próximas semanas y visita el sitio web www.EUPovertyFree.eu.

EAPN AndalucíaPor una Europa libre de pobreza
Leer más

EAPN-A exige la defensa de los derechos de ciudadanía y del Estado de Bienestar en Andalucía

Sin comentarios

Ante la alarma generada en el transcurso de la formación de Gobierno en Andalucía, la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A), formada por 55 entidades sociales, emite esta Declaración para exigir responsabilidad y la obligatoriedad de defender los derechos de toda la ciudadanía, especialmente aquellas personas que se hallan en situación de vulnerabilidad en nuestra comunidad autónoma. En este sentido, cabe recordar que una de cada tres personas en Andalucía se halla actualmente en riesgo de pobreza o exclusión social.[1]

Por ello hoy más que nunca y pese a que históricamente el cuestionamiento de derechos suele coincidir con periodos de crisis económicas, reclamamos que no se pongan en tela de juicio los avances sociales que se hallan en la base de nuestra democracia y que han costado tantos años de lucha.

Entre otros, principios fundamentales concebidos al amparo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como la perspectiva de género, que lleve a una igualdad real y a que las mujeres dejen de ser discriminadas de forma sistémica; la diversidad por razón de nacimiento, raza, sexo, religión u opinión, que ha de ser respetada e incluida; y la igualdad de oportunidades, para que todas las personas tengan las mismas posibilidades de desarrollar sus derechos.

El Parlamento de Andalucía debe combatir los discursos intolerantes y de odio en torno a colectivos vulnerables, constituyéndose como garante de los pilares que sostienen el Estado de Derecho en el marco de la Constitución, defendiendo un sistema público y de calidad en todas las áreas (incluyendo educación, salud…), así como dialogando con el Tercer Sector para reforzar la cohesión social. La relevancia tanto de la incidencia política como del papel que desempeñan las ONG ha de estar fuera de discusión si se pretende salvaguardar la vida democrática andaluza. Si algo nos une es la defensa de la convivencia y la participación ciudadana, más allá de las voces que propagan el miedo y el recelo entre la población de nuestra Comunidad.


[1] Informe sobre el Estado de la Pobreza en Andalucía. EAPN-A, 2018.

EAPN AndalucíaEAPN-A exige la defensa de los derechos de ciudadanía y del Estado de Bienestar en Andalucía
Leer más

Manifiesto por el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza (17-O)

Sin comentarios

El informe presentado ayer por EAPN-A, denominado Crónica de una crisis crónica, evidencia la frágil radiografía de una comunidad autónoma, la andaluza, que un año más arroja unas cifras de pobreza injustas e indeseables.

La celebración hoy del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, 17 de octubre, sirve para poner de manifiesto que a la Estrategia 2020, a punto de finalizar, le queda aún pendiente un arduo recorrido para lograr sus objetivos. El compromiso de sacar de la pobreza en España a cerca de 1,5 millones de personas queda desdibujado ante las cifras que indican que, tras diez años de crisis desde 2008, en Andalucía existe hoy medio millón más de personas que hace una década en situación de pobreza y exclusión social.

Preocupan los rostros múltiples de la pobreza en Andalucía, pero de forma especial aquella que presenta un carácter endémico. En 2018, un 37,3% de la población andaluza, lo que equivale a más de 3 millones de personas, se encuentra en situación de pobreza y exclusión.

La pobreza se democratiza y ahora afecta también a quienes tienen un empleo, pero ya existía antes de la irrupción de la crisis. Para erradicarla hay que pensar en las lógicas de las políticas intergeneracionales, así como en la redistribución de la riqueza que garantice derechos a las personas, más allá del asistencialismo.

Una voluntad política, clara y decidida, que comprometa legislaciones, planes y programas en pos de una igualdad de oportunidades por y para la ciudadanía, en especial para las personas más vulnerables, es quizás el reto más importante al que ha de hacerse frente en estos tiempos de crisis cronificada.

Ante las próximas elecciones autonómicas, EAPN-A apuesta por un cambio en las políticas activas de inclusión, por un aumento de la inversión social que acerque a la comunidad a los objetivos fijados por la UE y, al mismo tiempo, la aleje de los primeros puestos de ese lacerante ranking de pobreza reflejado por el informe. Pero, sobre todo, apuesta por un cambio de voluntades políticas a todos los niveles dentro y fuera del Parlamento de Andalucía, que redunde en un nuevo paradigma social y económico en nuestra comunidad autónoma.

EAPN AndalucíaManifiesto por el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza (17-O)
Leer más

Declaración Final de la Asamblea General 2018 de EAPN-A

Sin comentarios

Reunidas en Sevilla, el día 20 de febrero de 2018, las 48 entidades regionales de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A), quieren emitir a partir de su recién celebrada Asamblea General y de la jornada «La pobreza en femenino y de abajo a arriba», la siguiente

DECLARACIÓN

OBSERVAMOS que el riesgo de hallarse en situación de pobreza y/o exclusión es un fenómeno creciente y complejo. No podemos reducir las causas de la pobreza a cuestiones circunstanciales, la suerte o la toma de decisiones individuales.

CONSTATAMOS que la pobreza y la exclusión tienen una importancia vital en el día a día de tres millones y medio de personas: casi un 42% de la población andaluza. La pobreza no puede parecernos algo ajeno, ya que nos afecta en realidades cotidanas.

ENTENDEMOS que, aunque en nuestra comunidad la pobreza no se asocia a un solo colectivo o sector social, hemos de poner sobre la mesa las particularidades de este fenómeno entre las mujeres andaluzas.

MANIFESTAMOS que se ha de entender la pobreza actual como un hecho transversal. Es pobreza de abajo a arriba, de la que ya no escapan las clases medias, pero que sigue partiendo de quienes menos tienen y con efectos progresivamente más devastadores.

SABEMOS que no se trata de unos pocos casos aislados, sino de un determinado contexto social que es su mejor caldo de cultivo. Por eso la responsabilidad y la visión han de ser conjuntas.

CREEMOS que no es vivir al día, ni apretarse el cinturón, ni llegar justos a fin de mes; es POBREZA con todas sus letras y con mayúsculas, y no por llamarla de forma diferente o mirar hacia otro lado podremos negar sus terribles efectos.

CONSIDERAMOS que la sociedad debe empezar a conocer y reconocer esa pobreza. Sigamos haciéndola visible para poder afrontarla juntas y juntos, sumando todas nuestras energías. 

COMPROBAMOS que la incertidumbre, el miedo o la indefensión son también consecuencias directas de esa vulnerabilidad que desemboca en pobreza emocional. Resulta difícil que alguien conserve la autoestima si no puede permitirse un mínimo gasto, de vez en cuando, para su propio desarrollo personal.

RECORDAMOS que cada sector de población presenta sus particularidades frente al riesgo a hallarse en situaciones de este tipo. Por eso hemos de hablar de la pobreza en primera persona, con rostro definido y bien visible.

DEFENDEMOS que, además de rostro, también han de tener voz. De ahí que la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social vaya a emprender, siguiendo la línea iniciada por la red europea de la que forma parte, la iniciativa de convertir a las personas en situación o riesgo de pobreza y/o exclusión en protagonistas o agentes activos de esta incidencia social.

En base a estas premisas, INSTAMOS a la Administración pública y a la sociedad en su totalidad a tomar:

  • conciencia de la trascendencia del momento actual, aprovechando nuestra fuerza como Red para extender esa sensibilización.
  • medidas que nos permitan afrontar esta lucha conjunta.

Sevilla, 20 de febrero de 2018

EAPN AndalucíaDeclaración Final de la Asamblea General 2018 de EAPN-A
Leer más